La oferta definitiva de Orange por Jazztel

Esta es la oferta final y definitiva de Orange por Jazztel

Todo empezaba el 15 de septiembre del pasado año, o quizás algo antes. Ese día Orange hacía oficial lo que venía rumoreando desde unos meses antes, más desde que Vodafone anunciase que se hacía con ONO, querían hacerse con Jazztel. Y aunque muchos dieron por cerrada la transacción el camino hasta su cierre no está siendo precisamente corto.

En ese momento los franceses sólo contaban con el respaldo del presidente y otros altos directivos de la compañía pretendida. Y ahora que Orange ha salvado un importante obstáculo, el visto bueno de Bruselas pero con importantes condiciones, comienza el siguiente paso, convencer a los accionistas de Jazztel para que vendan.

Mañana mismo se abre la veda. Tras el visto bueno de la CNMV los accionistas de Jazztel tienen de plazo hasta el 24 de junio para aceptar los 13 euros por acción que les ofrece Orange, importe que valoraría a la pretendida en un total de 3.400 millones de euros. Para que la venta se cierre es necesario que acepten la oferta al menos la mitad más de una de las acciones, aunque ya está acordada la venta de algo más del 14% de ellas.

La convergencia es la culpable

Orange una vez más ha explicado las razones por las quiere hacerse con Jazztel, aunque todo se puede resumir en una sola palabra: convergencia. La tentada se ha hecho muy fuerte en este mercado, captando los móviles de su alrededor de millón y medio de clientes de ADSL, hastaacercarse ya a los dos millones de líneas móviles.

Además de hacerse con los clientes, Orange también busca hacerse con la creciente red de fibra de Jazztel. A pesar de haber vivido durante años del cobre el comprado dispone de una red de FTTH mucho más extensa que la de Orange, más de tres millones de hogares en cobertura frente a un millón. Además Jazztel también tiene un acuerdo de compartición de despliegue verticales, los del interior de los edificios, con Movistar, aunque posteriormente Vodafone y Orange también alcanzaron un acuerdo similar.

El objetivo, una vez unidas fuerzas, sería llegar primero a seis millones de hogares en 2015 y 10 millones en 2016. Además desde Orange también han asegurado que las marcas que emplea actualmente su compra se mantendrían, Jazztel para contratos y Jazzcard para la oferta de prepago.

En total Orange calcula que la compra generaría unas sinergías superiores a los 1.000 millones de euros, una cifra nada despreciable. Pero de momento tendremos que esperar a finales de junio o principios de julio para conocer si los accionistas han aceptado la oferta, e incluso antes deberíamos conocer el operador que se hace con parte de la red de fibra de Jazztel y el acceso a su ADSL.

No se permite realizar comentarios.